TORRE Y PORCHES DE BELLESGUARD (1900 - 1909)
COMENTARIO RAZONADO

La Torre de Bellesguard es una vivienda unifamiliar aislada, construida en el
barrio de Sant Gervasi, al norte de Barcelona. Fue encargada por Maria Sagués
y Gaudí la proyectó a cuatro vientos, con un marcado volumen cúbico y una
esbelta torre angular. La casa toma el nombre de Bellesguard, porque se levanta
sobre las ruinas de una antigua residencia homónima de los monarcas catalanes.

Está estructurada en cinco niveles (semisótano, plantas baja y primera, y dos desvanes, el segundo en calidad de mansarda) y en su interior, de gran riqueza ambiental, se aplican originales soluciones constructivas y estructurales. Destaca así la caja de la escalera, iluminada por un vitral de intensos colores que sobresale hacia el exterior y la cubierta, estructuralmente resuelta con los dos niveles de los desvanes, el de apoyo y el de coronación.

Aunque el edificio está hecho de ladrillo, Gaudí recubrió su exterior con piedra de pizarra del lugar, manteniendo así un diálogo con la naturaleza del entorno. Este recurso refuerza el aspecto medieval que es acentuado por la forma de las ventanas, algunos ajímeces, muy alargados y con arcos de un gótico particular. Por otra parte, la torre que corona la casa acaba con una afilada aguja, revestida con cerámica vidriada con los colores de la bandera catalana que recuerdan, a pesar del paso del tiempo, los nobles orígenes de la propiedad.

Mientras construía la casa, Gaudí desvió un antiguo camino que pasaba por la propiedad. De la modificación del trazado, efectuado entre 1903 y 1905, resultó un medio viaducto de ladrillos y piedras, conocido como porches de Bellesguard, parcialmente visible desde la calle.

Edificio declarado Bien Cultural de Interés Nacional desde 1969.

     
1896 1897 1898 1899 1900 1901 1902 1903 1904 1905 1906 1907 1908 1909 1910 1911 1912 1913
#000000; border: 1px none #000000; visibility: hidden">